Kimono, famoso vestido típico japonés

Kimono

Cada cultura tiene su prenda tradicional y la de Japón es el kimono. Si bien en muchos otros países la vestimenta típica solo sale del cajón del ropero en los días festivos, aquí suele ser común ver en la calle a señoras y señoritas vestidas a la usanza de otras épocas. Y nadie las mira dos veces, os lo puedo asegurar, sólo son objeto de las cámaras de los turistas que andan recorriendo el país.

¿Pero cuál es la historia del famoso y práctico kimono?. Bueno, todo comienza en el período Heian (entre 794 y 1185) cuando las mujeres comienzan a ponerse esta especie de bata coloreada. Una curiosidad… No usan solo una, sino varias, superpuestas y de distintos colores para que no dejen de notarse las capas. ¡A veces incluso las damas de la corte imperial llevaban hasta 16 kimonos puestos!

Claro, la complejidad de los vestidos va de la mano de la situación política y social que permite pensar en esas nimiedades de la moda, así que cuando la historia japonesa se pone mas revoltosa se vuelve a una vestimenta más simple y cómoda.

Pero nada ni nadie le puede sacar a las mujeres un vestido de la cabeza así que en pleno gobierno de Tokugawa (cuando la capital estaba en Kyoto) y el país unificado, la gente comienza a marcar la diferencia social a través de la ropa. Los kimonos más finos eran de seda importada y estaban pintados por artistas, pero con el tiempo fueron apareciendo kimonos de algodón.

Básicamente se trata de distintas batas, una sobre otra, con un Obi o cinturón ancho atado en la cintura, un bolso de mano, y unas sandalias (zouri) que se calzan con calcetines especiales (tabi) que permiten enganchar el dedo grande del pie, cual chancla actual.

Hay que recordar que al ponerse un kimono se cruza del lado izquierdo sobre el derecho, salvo en funerales. Esto es importante.

Por otra parte, existen distintos tipos de kimonos: está el furisode (para las solteras, coloridos y con mangas largas), el Homongi (con escudo en la espalda), el Iromugi (semi informal), el Mochigi (de mangas cortas y sobrio), el Mofuku (negro y de luto), el Tomesode (negro, para mujeres casadas y en ocasiones especiales), y finalmente están los kimonos Tsukesage, Shiromuku y Uchikake.

Ojo, el kimono no es privativo solo de la mujer, no, también es una prenda masculina aunque como los hombres son más simples se reduce a unos pantalones holgados y un haori o chaleco largo que se pone sobre el kimono.

Y sí, en el verano y por partes iguales reina la yukata, un kimono ligero y fresco. Recordad, por último, que en cualquier viaje a Japón comprar un kimono es algo casi obligado y tradicional. Por favor, no abandonéis el país sin vuestro kimono de entre casa (los otros son muy pero muy caros).

Imprimir

Etiquetas: , ,

Categorias: Cultura


Comentarios (3)

  1. nesesito la informacion sobre todos los vestidos tipicos del japon! no uno solo ooooookk!!!!

  2. Pam dice:

    Lo mejor y más económico que podéis comprar son las yukatas, pero os recomiendo que no las compréis en las tiendas para guiris, compradlas en las tiendas que se dedican exclusivamente a su venta, que es donde las compran los japoneses.

    Una yukata de calidad, con el obi incluido puede costar unos 100 euros al cambio.

    También existen tiendas de kimonos de seda de segunda mano mucho más económicos que nuevos.

    Un saludo!

  3. juan carlos marron baltazares. dice:

    Deseó saber que posibilidad tengo de obtener un kimono o vestido tradicional del Japón de 2a. Y que me costaría y que tiempo lo tendría

Deja tu comentario