Recomendaciones en tu viaje a Japón

japon

Siempre que estamos de visita en un país al que nunca hemos ido hay que tomar ciertas precauciones y en Japón es bueno tener en cuenta un par de cosas relativas a la seguridad, el clima, los horarios pico del transporte y hasta la posibilidad de que se produzcan terremotos.

Yo he ido un par de veces como turista y en una oportunidad me he quedado unos cuantos meses, así que si vuestra estadía se va a prolongar por más de un mes hay que estar preparados para un terremoto o un leve movimiento sísmico (hay que rogar porque sea esto último y no el gran terremoto que están esperando). Todos los hoteles, albergues, restaurantes, cines, tiendas, transportes, museos y demás tienen un mapa de emergencia para saber qué hacer en estos casos. Si a vuestra llegada estáis desvelados la primera noche, entonces os recomiendo darle una leída (en general está suelto sobre el escritorio o detrás de la puerta de la habitación).

Si bien muchos edificios japoneses son a prueba de terremotos yo pienso que eso no evita muertes, sino que produce aún más, así que precaución: conviene meterse debajo de una mesa, alejarse de las ventanas, no usar el ascensor, desenchufar todo y apagar el gas, abrir la puerta para asegurar una salida y en el caso de estar en alguna tienda hay que prestar atención a algún trabajador que tiene entrenamiento para estas situaciones. Pero, eso si, en general son leves movimientos, así que estad tranquilos.

Por lo demás, conviene saber que el horario pico de los trenes, por ejemplo, es de 7 a 9 de la mañana y de 5 a 7 de la tarde. Pasan trenes cada tres minutos más o menos así que solo hay que tener paciencia para poder trepar a uno con todas las valijas. Los taxis son los mas caros del mundo, la bajada de bandera ronda los 8 dólares, por ejemplo, pero si tomáis uno tenéis que recordar que las puertas las abre el conductor en forma automática, así ni hay que forzarlas ni hay que estar muy cerca de ellas.

Por último, entre junio y septiembre llueve mucho, lloviznas, tormentas o incluso algún tifón, así que pueden ser muy molestos si estamos paseando. Entre enero y marzo hace mucho frío, pero en febrero el frío afloja un poco y a mí me parece una buena época si acaso provenís del hemisferio sur. Y bien, que en verano Tokyo es un horno y se agradecen los aires acondicionados.

¿Qué tenéis miedo a los robos y a perderos entre sus callejuelas?… Pues no hay que preocuparse: no hay peligro, Japón es un país muy seguro. Allí jamás me han asaltado y, si bien al principio uno anda con cuidado, es increíble lo rápido que podemos acostumbrarnos a andar sin preocupaciones.

Foto vía: mundofotos

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Informacion Practica


Deja tu comentario