Sakura, cerezos en flor y festejos

Sakura, flor del cerezo en japones

Uno de los momentos del año más especiales para visitar Japón es la primavera. Realmente todo el país se colorea, cobra vida y los paisajes se vuelven irresistibles. A mí me gusta más el otoño pero la primavera casi está al mismo nivel. En esta época del año florecen los cerezos, el árbol típico japonés, el que está presente en su arte y en su literatura, el que da una de las flores más nacionales junto con crisantemo que es el símbolo imperial.

La flor del cerezo se llama sakura y a todos los japoneses les encanta porque es pequeña, rosa y blanca e inunda los árboles. El florecimiento del sakura es la ocasión esperada para reunirse con amigos y familiares bajo la copa de estos árboles, preparar un simple pic-nic y pasar unas horas agradables festejando la vida.

Los cerezos no florecen todos al mismo tiempo en todo el territorio japonés, como hay variaciones en el clima van floreciendo paulatinamente, así que mientras en Tokyo pueden estar festejando en alguna otra parte del país pueden estar aguardando con impaciencia. Incluso los canales de noticias informan día a día en una especie de cuenta regresiva el florecimiento del sakura para que la gente este preparada.

El espectáculo es hermoso. Un día los árboles están pelados y al otro vemos un paisaje blanco y rosado, delicado, que cubre las calles y los parques. Recién entonces notamos la cantidad de especímenes de sakura que hay desparramados por todo Japón. A veces hay kilómetros y kilómetros de árboles florecidos, esto sucede en Kioto, pero si estamos en Osaka basta acercarse al majestuoso castillo para disfrutar de la visión.

Eso sí, si estáis allí ese día conviene apurarse y no dejar para mañana la visita que podéis hacer hoy. Las flores del cerezo son delicadas y es posible que al día siguiente de su florecimiento comiencen a desarmarse, y aunque la lluvia de pétalos también es preciosa no es lo mismo. Y hay que rogar que no llueva, sino ni siquiera hay espectáculo. Lo mejor es estar atentos, comprar comida y mucha bebida (en este días los japoneses suelen emborracharse y no les cuesta nada hacerlo), y salir corriendo a un parque para reservar un buen sitio ya que después es imposible encontrar un lejano rincón.

Os llamará la atención que los japoneses no utilizan manteles, ni blancos ni a cuadros rojos y blancos al mejor estilo pic-nic campestre, sino unos plásticos azules bastante feos que extienden sobre el césped y sobre los que se sientan y colocan la comida. Estos plásticos se venden en cualquier tienda ya que son muy baratos e impermeables. Tal vez sean prácticos, pero no son bonitos. No sé porque no cambian la costumbre…

En fin, que esta fiesta de comida, alcohol y amigos dura un fin de semana. No es oficial pero sí es muy popular y os va a encantar.

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Costumbres, Cultura


Comentarios (1)

  1. sakura-chan dice:

    waaaaaa esos cerezos son tan lindos gracias
    x poner sobre ellos soy otaku!! e invente hoy
    30 de marzo mi propia nota y la llame otaku
    si ya se eso es raro si estoy loca pero ya ke
    OK NO!!………

    by:liliana-chan *(^.^)*

Deja tu comentario