El idioma japonés

katakana

En mi vida he estudiado tres idiomas: inglés, francés en el colegio y japonés por iniciativa propia. Es que la cultura japonesa me gusta mucho, así que ya hace más de diez años que estudio, estudio y estudio tratando de incorporar un idioma que tiene sus vueltas. Estudiar siendo adulto no es fácil, las nuevas palabras no ingresan tan fácilmente al cerebro, así que se trata de repetir muchas veces lo mismo y memorizar.

Pero contrariamente a lo que dicen el japonés no es un idioma difícil. Su pronunciación es más bien sencilla, silábica, y no requiere movimientos raros de la lengua o sonidos guturales como el chino. Su estructura gramatical tampoco es complicada y los verbos no se conjugan tanto como en español, por ejemplo. En cierto sentido es similar al inglés, aunque debo admitir que la conjugación de adjetivos es algo complicada.

Pero en fin, que el japonés se compone de tres grupos de caracteres: los kanji (ideogramas de origen chino), el Hiragana y el Katakana (dos silabarios de 46 caracteres llamados precisamente “kanas”). Estos dos son los más sencillos de aprender porque solo hay que recordar 46 trazos simples que rápidamente se incorporan. Mientras el hiragana es el primero que se enseña y el que primero aprenden los niños, el katakana en general se utiliza para escribir palabras de origen extranjero.

Los kanjis son otra historia. Hay miles de ellos y hay que manejar alrededor de 3.000 solo para leer el periódico, así que imaginaos mi poca destreza en este terreno, pero podemos aprender algunos bien sencillos si estamos planeando un viaje a este país.

O llevar una lista, es otra opción. Veremos que los japoneses pueden escribir de dos maneras, al estilo occidental (horizontal) o vertical, pero en donde sí debemos poner atención es en las palabras que usamos.

El idioma japonés marca mucho la pertenencia social, la edad y la jerarquía de las personas, así que hay distintas formas de decir las cosas si nos dirigimos a un jefe, un amigo o a alguien desconocido. Como occidentales, podremos ser perdonados pero es un buen detalle conocer estas reglas de etiquetas “idiomáticas”. En fin, que si pensáis que en Japón con el inglés os basta y sobra estáis equivocados: os conviene saber algunas palabras o preguntas básicas porque los japoneses no se llevan muy bien con el inglés y aunque lo comprenden son vergonzosos y no sabrán comunicarse en ese idioma por temor a hablarlo mal.

Eso no quita que sean educados, corteses y amables por demás y que siempre os quieran ayudar, pero bueno, un arigatou gozaimasu (muchas gracias), nunca viene mal.

Foto vía: supernadie

Imprimir

Etiquetas: , ,

Categorias: Cultura


Deja tu comentario