Love Hotels, hoteles para parejas

love hotel

Una de las cosas que llamó mi atención durante el primer viaje a Japón fue lo poco demostrativos que son los japoneses en público: nada de abrazos o besos, incluso entre las parejas mas jóvenes que a lo sumo vi tomarse de la mano y cuchichear con evidentes ganas de besarse. Comparado con lo que vivo a diario, pareciera que de este lado del mundo somos todos inmorales. jajaj! Pero bien, el hecho de que el afecto no esté a la vista no significa que no exista o que los japoneses sean extraterrestres y eso lo he aprendido con una buena experiencia romántica japonesa…

¿Qué son los Love Hotels? Son los hoteles de hora, albergues alojamientos, moteles, como prefieras llamarlos, elegidos por las parejas que quieren tener sexo. Son sitios discretos y privados y como en todo el mundo los hay desde muy baratos y simples hasta los mas elaborados con habitaciones temáticas y todo.

Los rabu hoteru, así suena en japonés este conjunto de palabras inglesas, ofrecen habitaciones para estadías cortas o para pasar la noche. El primer período varía pero puede ser de entre una hora y tres horas. Durante el día los turnos suelen ser más baratos que durante la noche y no es posible reservar, en general, así que uno tiene que ir y ver qué tipo de habitaciones hay disponibles y por cuánto tiempo.

love hotel

Las estadías que incluyen pasar la noche comienzan temprano, a las 10pm, y son lugares utilizados por parejas jóvenes y prostitutas. Ojo, no por eso son sórdidos (¿qué en Japón lo es?), sucede que los jóvenes japoneses viven muchos años con sus padres ya que los costes de alquilar un piso son terribles así que los Love Hotels se han convertido en la opción para llevar una vida sexual activa.

Las entradas a los Love Hotels son discretas, trabajan pocas personas y los hay baratos y caros con equipos de karaoke, habitaciones temáticas de dibujos animados, máquinas expendedoras de todo tipo y mucho más. En general están en las zonas céntricas, como en Dogenzaka en Shibuya, Tokyo, cerca de las autopistas o en los distritos industriales. Eso sí, ningún barrio quiere un Love Hotel cerca ya que si bien la entrada es discreta algunos pueden estar pintados de colores fuertes o simular un castillo y cosas por el estilo.

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Informacion Practica


Deja tu comentario