Yabusame, disparar el arco a lomos de un caballo

yabusame

Si te gusta Japón entonces es probable que además de consumir muchos dibujos animados y cómics hayas visto películas clásicas como las que filmó Akira Kurosawa, uno de los directos japoneses de cine mas reconocidos del mundo.

Bueno, sus películas de samurais son fabulosas y en ellas, como en muchos mangas y animes, seguramente habrás visto cómo los jinetes disparan sus arcos directamente desde la montura.

Este tipo de arquería se llama Yabusane y hoy se ha convertido en un arte marcial finísimo en Japón. No es un deporte, más bien una tradición en la que el jinete dispara desde arriba del caballo a varios y distintos objetivos poniendo a prueba su destreza.

El Yabusame tiene sus orígenes en el período Kamakura, momento en el que los samurais comienzan a especializarse en el tema ya que antes no eran muy duchos en eso. Por eso, hoy en día los mejores lugares para practicar o presenciar esta práctica están en Kamakura y en Kyoto.

yabusame

Los jinetes de Yabusame recorren una pista de 255 metros de largo a gran velocidad controlando al caballo con sus rodillas ya que necesitan de las dos manos para poder sostener el arco y disparar. Ubican un objetivo, levantan el arco y disparan la flecha a la altura de su oreja. Una flecha redondeada y sin filo para que haga menos ruido al clavarse. Son tres objetivos en total y acertar los tres seguidos no es nada fácil.

Ni fácil ni popular, así que el Yabusame es bien exclusivo. Es decir, el gobierno no acepta que se enseñe a cambio de dinero así que si te gusta pues debes encontrar a un maestro que quiera enseñarte sin nada a cambio más que el placer de haber dado con un muy buen alumno. De ahí que no todos pueden convertirse en uno.

Foto 2: vía Oceanbaby

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Cultura


Comentarios (1)

  1. Gifurama dice:

    eso es lo que me encanta de JPN, ese tipo de Artes que, sin ser tratatados como “deportes” (aunque técnicamente lo son)a pesar del paso del tiempo los siguen procurando y refinando

Deja tu comentario