Los taxis japoneses

taxis-japoneses

Debo admitir que tardé mucho en tomarme un taxi en Japón. En parte porque el sistema de transporte público es muy cómodo y eficiente y en parte porque los taxis aquí no son precisamente baratos. Pero debía vivir la experiencia sí o sí así que un buen día lo hice. ¡Fantástico! Aunque después es lo más común del mundo.

El caso es que si no estás en alguna de las ciudades mas grandes o ya es de noche es más probable que debas tomar un taxi porque los autobuses o los trenes no funcionan en la noche o pasan con mucha menor frecuencia. Incluso, las noches de viernes o de sábado los taxis, aunque caros, están muy solicitados y hay que esperarlos.

Los taxis japoneses pueden llevar cuatro personas, cinco contando el conductor. La bajada de bandera cuesta en general entre 600 y 700 yenes. Esto se mantiene durante dos kilómetros pero a partir de allí las fichas caen y se suman 100 yenes por cada 500 metros. Piensa que el tránsito en las ciudades japonesas es numeroso y que puedes ver los números pasar sin moverte del lugar.

A esto se suma que hay una tarifa nocturna y que está suele ser entre un 20 y un 30% mas cara que la diurna. ¿Pero qué es lo llamativo de los taxis japoneses? Uno, que la puerta se abre y cierra sola y dos, los conductores con guantes blancos. La puerta que se abre es la trasera izquierda y es el mismo conductor quien la abre y la cierra a distancia. La propina está incluida en el precio, por suerte. Y los conductores con guantes, ¡un encanto!

Por último, si quieres saber si el taxi está libre o no debes fijarte en el letrero detrás del parabrisas: si es rojo está libre y si es verde está ocupado. Cuando se hace de noche este letrero tiene luz y lo ves a la distancia.

Foto: Bite Japan

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Informacion Practica


Deja tu comentario