El váter high tech de Japón

Vater electronico japones

La primera vez que estuve en Japón fue también la primera vez que me desnude ante otra mujer que no fuera mi madre, alguna hermana o un doctor. Me fui con una amiga y cuando llegamos, después de un vuelo de 25 horas, lo único que deseábamos era darnos una ducha.

Pero no fue sencillo… Fuimos al cuarto de baño y allí nos dimos cuenta de que había que desnudarse, dejar la ropa en un canasto y entrar sin siquiera chanclas en el cuarto de las duchas. Primer shock para mí que nunca pise un gimnasio. Pero bien, que como no queda otra te acostumbras.

En el hostel había váters, inodoros como también se llama a la taza de cerámica donde uno hace sus necesidades. Prácticos, cómodos, familiares. Pero cuando empezamos a caminar por la ciudad y a requerir los servicios de otros cuartos de baño nos dimos cuenta que el váter típico japonés no se parece ni siquiera a nuestras letrinas.

Fue un tema resolver cómo debíamos acomodarnos y como a mí no me gustaba mucho agacharme terminamos buscando siempre la opción de váter occidental que, por suerte, suele estar.

Pero en un hostel nos topamos con otra sorpresa: el váter electrónico. ¡Vaya genialidad! De una hilera de muchos váter los dos últimos eran como el modelo que ves en la foto. Tienen un control lateral con varios botones y lo primero que notas es que el asiento no está frío sino bien tibio. Era pleno invierno así que fue un placer. Los váter mas modernos pueden tener hasta 30 botones distintos peor en general se trata de unos pocos y están en japonés. De todas formas tienen gráficos así que puedes dilucidar para qué son.

Tres son los botones básicos: uno te arroja agua en el trasero, hay otro que suele ser de color rosa que es como el bidet de las mujeres y un tercero te arroja aire tibio para secar bien las zonas. Otros botones pueden controlar la temperatura del agua, el ángulo o la presión pero esos modelos mas caros y no tan populares. ¿Un detalle bizarro? Parece que a las mujeres japonesas (incluiría muchas occidentales también) no les gusta hacer ruido cuando van al baño así que se inventó un sistema llamado Otohime o Sonido Princesa que tapa estos sonidos. ¡Menos vergüenza! Aunque confieso que no lo conozco personalmente.

Foto: vía Net Doit

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Informacion Practica


Comentarios (1)

  1. Gustavo Romero dice:

    Dichos wc los encuentras en tiendas departamentales, y como díce Maru Relloso, en invierno son de lo mejor que te puede pasar.

Deja tu comentario