Del cigarrillo, la propina y otras costumbres japonesas

Fumar en Japon

Los japoneses son grandes fumadores y si bien siguen la corriente sana y están haciendo todo lo posible por reducir el número de viciosos lo cierto es que sorprende ver la cantidad de gente con cigarrillos en las manos.

Y no solo eso, en realidad uno está acostumbrado a no poder encender un cigarrillo en ninguna parte, en el tren, el metro, un restaurante, un bar, y aquí todavía no es del todo así. Es cierto que se ha prohibido fumar en los trenes de cercanía y en el metro pero el hábito es tan fuerte que todavía está permitido hacerlo en los trenes que cubren distancias mayores.

Entre estos trenes figura el shinkansen. No es que en todos los vagones pueda fumarse pero las formaciones de este tipo de trenes y otros servicios de larga distancia incluyen todavía vagones para fumadores. De todas formas, comparado con otros tiempos se nota el esfuerzo por concientizar a la gente pues hoy hay más vagones para no fumadores que antaño.

De todas formas es probable que puedas fumar en muchos sitios y solo en las grandes ciudades y en los restaurantes que reciben extranjeros con frecuencia hay zonas  especiales para no fumadores. Si el humo te espanta, tenlo en cuenta a la hora no solo de viajar sino de alojarte pues es mejor preguntar si el hotel es libre de humo a apestarse después.

Eso con respecto al cigarrillo. ¿Qué sucede con la propina? En casi todo el mundo los meseros o quienes trabajan en hotelería la esperan pero aquí en Japón no se considera. Nadie espera propina por su trabajo. Después de todo es su trabajo así que puedes olvidarte de entregar dinero. Puedes ofrecer propina pero es casi seguro que van a rechazarla aunque si la colocas en un sobre puede ser que la acepten.

Y por último, la etiqueta japonesa es complicada y densa pero los japoneses no esperan realmente que la respetes o conozcas así que mientras te mantengas en los límites universales de la educación te irá muy bien. Eso sí, nunca te suenes la nariz en público, no entres a una casa o un templo sin descalzarte y no ingreses a la bañera de un baño comunal sin sacarte hasta la ultima pompa de jabón del cuerpo.

Foto: vía World Countries News

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Costumbres


Comentarios (1)

  1. Bluf dice:

    Bastante equivocado el artículo, y con datos falsos, lo único real es lo de las propinas y lo de que no se te ocurra entrar en el agua del onsen con jabón, algo lógico por otra parte.

    Has estado alguna vez en Japón?

Deja tu comentario