Los Guerreros Heike y su triste epopeya

Guerreros Heike

Entre los poemas épicos más conocidos de la literatura japonesa clásica, está el “Cantar de los guerreros Heike“, en el que se nos relata la lucha entre dos clanes de samurais en el contexto del japón feudal. Entre sus textos, escritos a finales del siglo XII, coexisten la realidad y el mito, y la línea que los separa es realmente delgada, por otra parte el Cantar de los Heike ha servido de base para el nacimiento de muchos otros mitos y leyendas.

La epopeya nos cuenta la historia del enfrentamiento entre dos clanes rivales, los Genji y los Heike, de sus luchas por el poder y de la triste caída en desgracia de los Heike. La profundidad filosófica y humana de sus protagonistas, así como la descripción sobre las relaciones de los guerreros con la política, ha inspirado y maravillado a historiadores y profanos desde hace más de 7 siglos.

Concebida para ser leída por gente de todas las extracciones sociales (y no exclusiva de ninguna de ellas), nos hace un magnífico retrato de la vida y costumbres en la capital y de los últimos días del periodo Heian (allá por el 1185). Otros aspectos como por ejemplo el código de honor de los samuráis y los valores tradicionales del budismo terminan de completar un complejo y completo retrato de la sociedad medieval japonesa.

Básicamente, la epopeya trata sobre el ascenso al poder y caída del clan Heike, a manos de su enemigos los Genji. La decadencia de los Heike viene acelerada por las acciones de su primer ministro, Taira no Kiyomori, y sus despiadadas acciones. Mediante el uso del drama, el Cantar de los Heike es una obra educativa, formativa tanto cultural como espirutualmente, a modo de fábula con moraleja y que nos lleva a la conclusión de que ningún poder ostentado por el hombre es eterno, hecho que se muestra al final del relato, con el suicidio del último dirigente de los Heike en el regazo de su abuela.

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Historia de Japón


Deja tu comentario