El concurrido cruce de Shibuya

Cruce de Shibuya

Una de las imágenes de Tokio que más familiares nos resultan, es la de un gran cruce con pasos de peatones, abarrotado de gente que espera su turno para pasar a la otra acera. Hasta aquí no parece haber nada de especial, el caso es que por el cruce de Shibuya, situado frente a la estación homónima, pueden pasar más de un millón de personas al día, hecho que lo convierte en el más concurrido del mundo.

Resulta un espectáculo impresionante ver con qué coordinación y limpieza cruzan los peatones por estos pasos de cebra cuando el semáforo da la señal, literalmente inundan el cruce cuando el semáforo sincronizado en las cuatro direcciones les da paso. Curiosamente y en contra de lo que se pueda pensar, el silencio con que la multitud realiza el cambio de acera puede llegar a inquietar al visitante, aunque para los ciudadanos de Tokyo esto no es más que cruzar una calle.

Aunque Japón tiene unos 300 cruces con este mismo diseño, conocidos como Scramble Crossing (algo así como cruce revuelto), ninguno resulta tan utilizado como el de Shibuya, debido principalmente a su ubicación y también a la gran cantidad de personas que viven en Tokyo. La particularidad de estos cruces es que la gente puede moverse libremente, en la dirección que desee, no están limitados a una o dos direcciones.

Otra de las características del cruce de Shibuya son las tres enormes pantallas luminosas que lo rodean y los grandes carteles publicitarios, retratados en numerosas películas y series ambientadas en Japón (Héroes, Lost in Translation, Tokyo Drift, etc). También en el cruce de Shibuya está el Starbucks con el récord mundial de afluencia, quizá por el espectáculo que ofrece desde su ventana al tumulto del cruce.

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Tokyo


Deja tu comentario