El Emperador Hirohito y la Segunda Guerra Mundial

Hirohito Showa

Hirohito nació en el año 1901, y ya desde muy pequeño fue separado de sus padres para iniciar su formación como sucesor imperial, en su caso el número 124 de la lista de emperadores de Japón. A la edad de 25 años y tras el fallecimiento de su padre, es nombrado nuevo emperador, con el título de Showa, cuyo significado es “paz ilustrada”. Irónicamente, el emperador Showa fue quien condujo a Japón a entrar en la Segunda Guerra Mundial, guerra que costó muy cara al imperio del Sol Naciente.

Pese a que en un principio se opuso a las corrientes militares que ansiaban entrar en guerra con con China y Manchuria, finalmente se decantó por jugar a su favor por el temor a perder el trono. De hecho, su gobierno estuvo principalmente basado en el refuerzo del poder militar, en detrimento de la política, al contrario de sus aspiraciones iniciales.

El emperador Hirohito acusaba a las potencias occidentales de promover un sentimiento anti-japonés, mientras que se oponía fuertemente al régimen educativo de la vecina China, que según el emperador, enseñaba el desprecio hacia Japón. En el año 1938, Hirohito aprueba el uso de armamento químico sobre los territorios chinos, y poco después declararía la guerra a los Países Bajos, al Reino Unido y finalmente a los Estados Unidos, cuando estos países acudieron en ayuda de China.

Incluso en contra de los consejos de su plana mayor de generales, Hirohito declara oficialmente la guerra a EEUU en Diciembre de 1941 en una reunión de alto mando en Tokio. Apenas una semana después sus tropas se lanzan sobre Pearl Harbor y la zona sureste de Asia, pero sus cuatro años en la guerra no supondrán más que un fracaso tras otro. Todo ello en contra de las opiniones de sus ministros, y a favor de la opinión de sus militares. La noticia de la rendición de Japón en 1945 tras la caída de las bombas de Hiroshima y Nagasaki, fue dada a los japoneses por el emperador en persona, y tal suceso provocó gran cantidad de suicidios entre los militares por considerarlo un deshonor.

Una vez desprestigiado como emperador, Hirohito continuó gobernando Japón más como símbolo de la unión imperial que como gobernante real, gobernando en un segundo plano hasta su fallecimiento en 1989.

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Historia de Japón


Comentarios (1)

  1. It’s the best time to make some plans for the future and it is time to be happy. I have read this post and if I could I want to suggest you few interesting things or tips. Perhaps you could write next articles referring to this article. I want to read more things about it!

Deja tu comentario