Ebi Sunomono, ensalada de pepino y gambas

Ebi Sunomono

La gastronomía de Japón se caracteriza por su colorido y por una utilización de los alimentos casi minimalista, pudiendo parecer en muchas ocasiones más una obra de arte que un plato de comida. Además, el uso de las decoraciones en el plato y del contraste de sabores entre dulce, picante y salado la convierten en una de las más originales del mundo, sin quitarle ni un ápice de sabor. Y no resulta complicada, aunque lo pueda parecer, simplemente se trata de conocer (y poseer) los elementos necesarios para comenzar.

Para esta ocasión hemos seleccionado un plato de acompañamiento, una sencilla y deliciosa ensalada de pepino y gambas conocida como Ebi Sunomono, y que se puede realizar con ingredientes fáciles de conseguir. Quizá nos cueste un poco encontrar semillas de sésamo, pero cada día es más sencillo conseguir los elementos típicos de la cocina japonesa, así que quienes quieran adentrarse en la milenaria cocina de Japón lo tienen al alcance de la mano.

Aquí está la lista de ingredientes para dos raciones:

  • 16 gambas frescas
  • 1 pepino
  • 4 cucharadas de vinagre de arroz
  • 1 cucharada de azúcar
  • 1 cucharada de salsa de soja
  • 1 trozo de jengibre fresco (unos 2 cm más o menos)
  • 1 cucharada de semillas de sésamo blancas
  • Sal

Modo de preparación:

-En primer lugar hemos de cortar a lo largo el pepino en dos mitades, para a continuación quitarle las pepitas (más fácil si empleamos una cuchara). Después cortamos ambas mitades en rodajas, les añadimos un poco de sal y lo dejamos aparte durante unos cinco minutos. Luego las lavamos con agua para quitar el exceso de sal y las escurrimos bien o las secamos usando papel de cocina.

-Tomamos un cazo y en él ponemos a hervir agua con un poco de sal, para cocer en ella las gambas a fuego lento durante un par de minutos, asegurándonos de que queden bien cocidas. Una vez listas, las escurrimos y las metemos en agua fría durante un rato. Una vez que estén bien frías, las pelamos y les extraemos la tripita (el cordón negro del interior), dejando sólo la cola.

-Ahora tomamos el jengibre y lo pasamos por un rallador, después mezclamos el jengibre rallado en un bol con el vinagre, el azúcar y la salsa de soja, removiendo constantemente hasta que el azúcar se haya disuelto por completo.

-Una vez listo, le agregamos las gambas y el pepino, para después meterlo a la nevera y dejarlo reposar durante una hora más o menos, hasta que los sabores se hayan mezclado bien.

-Cuando haya transcurrido el tiempo suficiente, separamos y escurrimos bien las gambas y el pepino del resto del adobo.

-Antes de servir la ensalada, hemos de tostar a la sartén unas semillas de sésamo, que servirán como aderezo a las raciones de gambas y el pepino.

Foto vía: Geoff Peters 604

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Gastronomia


Deja tu comentario