Tsumago, un remanente del Japón medieval

Tsumago

La pequeña ciudad de Tsumago, fundada durante los últimos años del Periodo Edo (hace aproximadamente 3 siglos) y situada en Nagiso (Distrito de Kiso en la Prefectura de Nagano), es uno de los lugares que mejor ha conservado su aspecto original, convirtiéndose en un gran atractivo turístico de Japón. Históricamente formó parte de las 69 ciudades que unían Edo (hoy en día Tokyo) con la ciudad de Kyoto, así como de la ruta comercial que pasaba por el valle de Kiso, y aunque en su origen fue un lugar próspero terminó por caer en el olvido cuando se inauguraron las primeras líneas de ferrocarril de la zona.

A partir del año 1968 sus propios habitantes iniciaron una labor de restauración completa de la ciudad y de sus principales lugares históricos, y en 1971 se acordó que ninguna de sus estructuras debería ser derruida o alquilada. En 1976 Tsumago recibió el estatus de Ciudad Protegida por su patrimonios histórico, y hoy en día es uno de los más hermosos ejemplos de la arquitectura antigua del Japón, y su principal fuente de ingresos es el turismo cultural. Tsumago forma parte de la Ruta Nakasendo, que atraviesa las antiguas estaciones postales de Japón y muestra los pormenores de la vida durante el final del Periodo Edo.

Algunas de las visitas que no podemos perdernos en Tsumago son la Wakihonjin Okuya, un albergue construido en 1877 a base de madera de ciprés, aunque actualmente no se puede utilizar, simplemente se permite la visita. Otro lugar interesante es la Honjin, o vivienda del alcalde, que fue recientemente restaurada en 1995, como ejemplo de las viviendas típicas japonesas de hace 3 siglos.

Se puede llegar hasta Tsumago desde la Estación de Shinjuku Shiojiri (unas 2 horas y media), utilizando la línea Super Azusa y también desde Shiojiri yendo hasta Nagiso ( aproximadamente 1 hora), usando la línea Shinano, ambas de Japan Rail.

Foto vía: jaltour

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Otras ciudades de Japón


Deja tu comentario