Manga, el conquistador del mundo

Astroboy

Japón no solo es conocido por su tecnología, la enormidad de sus ciudades, su tren bala y demás, pero lo cierto es que hoy muchas generaciones jóvenes conocen este país a través de sus dibujos animados (anime) y sus cómics, los famosos mangas que han sabido invadir Occidente las últimas décadas. Y con mucho éxito.

¿Quién no sabe hoy en día que los personajes con ojos grandes, enormes, y bocas pequeñas son de factura japonesa? Quien se ha acercado a algunos de los manga nipones ha descubierto un mundo de fantasía increíble, un sin fin de historias que son maravillosas, que parecen salidas de la mente de genios. Bueno, soy aficionada a ellos así que no esperéis objetividad de mi parte, para mi son los mejores cómics del mundo.

Pero bien, ¿de dónde han salido? ¿Cuál ha sido su evolución? ¿Cuál su camino? ¿Por qué son exitosos? Ah, ¡qué cantidad de preguntas! Bueno, os trataré de poner al tanto. Se cree que las primeras manifestaciones artísticas en Japón fueron los Ukyyo-e, unos grabados en madera que en época feudal salieron de las manos de la clase pobre y que criticaban a la clase política o eran eróticos. Después vendrían otras expresiones de arte pero para llegar al cómic tal y como nosotros lo entendemos hoy el país debió entrar en contacto con Occidente.

En el siglo XIX algunos europeos se instalaron en las costas japonesas a partir de la apertura de sus puertos y un inglés y un alemán editaron los primeros periódicos para sus respectivas comunidades. Al mejor estilo del periodismo que empezaba a tomar forma en ese siglo en el resto del mundo, estos señores importaron técnicas y géneros, entre ellos el cómic. Fue así como los japoneses entraron en contacto por primera vez con esta forma de dibujo, con viñetas, globos de diálogo y demás, y entonces comenzaron a aparecer artistas ya japoneses utilizando estas novedosas formas.

No todo fue de la noche a la mañana, pero Japón aprende rápido y al poco tiempo las bases de la nueva industria estarían listas. Pero sobrevinieron las guerras y aunque la última fue devastadora para el pequeño país (bomba atómica de por medio), la necesidad de entretenimiento de los supervivientes, los huérfanos y las mujeres que habían perdido al hombre de la casa, renació y exigió compensación. Así que terminada la guerra y en plena ocupación norteamericana, el manga estaba por aparecer con sus rasgos actuales.

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Cultura


Comentarios (1)

  1. nahiomi urbaez dice:

    k increible es esstooooooooooo

Deja tu comentario