Pachinko, juego nacional en Japon

Caminando por las calles de cualquier ciudad japonesa os sorprenderá ver tiendas donde muchas personas juegan en unas simpáticas máquinas, uno junto a otro, como si se tratara de máquinas tragamonedas. Pero no lo son exactamente, se llaman Pachinko y hoy son tan japonesas como el kimono.

El pachinko nace en el país hacia la década de los años 20, en cierta forma copiando un juguete infantil importado de Estados Unidos, y se convierte en un entretenimiento adulto en 1930 en la ciudad vecina de Tokio, Nagoya. Durante la guerra las tiendas se cierran pero con la ocupación estadounidenses reviven y crecen todavía más.

Pero ¿de qué tipo de juego se trata?…

Si queremos jugar debemos comprar unas pelotitas de metal directamente desde la máquina frente a la que nos hemos sentado. Sirven tanto los billetes, las monedas, tarjeta de crédito o la tarjeta de socio del salón.

Cada pelotita cuesta 4 yenes y una vez que pagamos por ellas se disparan dentro de la máquina y el objetivo pasa a ser conseguir más. Claro, es una combinación de máquina tragamonedas con pinball y solo tenemos que controlar la velocidad de las pelotitas de metal para que se metan donde queremos. Así, se activa una especie de máquina tragamonedas en la que las tres figuras de un carrete tienen que coincidir.

Si coinciden, ¡ganamos más pelotas!. Pero venga, que no es lo más frecuente así que cuando perdemos debemos seguir comprando y jugando, jugando y comprando. Básicamente, de eso se trata.

Además, hay salones de pachinko por doquier y en todo el país. Es fácil ubicarlos porque siempre tienen muchos colores, muchas luces y mucha gente sentada, abstraída en su juego. Allí dentro está permitido fumar y el ruido obliga a hablar alto, así que son ambientes bien ruidosos.

Finalmente, según la leyes japonesas no se puede jugar por dinero así que ganamos algo que podemos cambiar en la tienda de regalos del salón y después, sigilosamente, cambiar eso por dinero. Yo solo jugué una vez porque no me gusta mucho, pero estar en Japón y no jugar pachinko aunque sea una vez es como irse sin beber sake.

Foto vía: tx.english

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Costumbres


Deja tu comentario