La estirpe guerrera de los samurais

Samurai

Hemos oído hablar muchas veces sobre los samurais, los valientes y honorables guerrero del Japón feudal. Son ya un símbolo de este país, una marca registrada si se quiere y algo que atrae a los turistas. Desde las películas, excelentes, de Akira Kurosawa hasta la ideología samurai volcada al mundo de los negocios, estos guerreros se niegan a quedar en el pasado. ¿Pero quiénes eran los samurai? ¿Qué significaba ser uno?

El origen del samurai puede datarse en el siglo X, y su rol creció durante las llamadas Guerras Genpei (1180-1185) en las que se enfrentaron dos clanes, el Taira y el Minamoto, para ver qué miembro de la familia imperial se convertía en emperador. Finalmente ganó el clan Minamoto  y así se estableció en el país el primer shogunato, el Kamakura, y los samurais quedaron con el control militar y político de Japón. Como veis entonces, la figura del emperador era mas bien decorativa pues el verdadero poder estaba en el clan que lo apoyaba directamente.

La cabeza de este sistema de gobierno era el shogun y a su servicio estaban los samurais. Durante los años posteriores se hizo evidente que habían conflictos por todas partes pues los clanes se peleaban entre sí por el poder, un poder que esta élite militar mantuvo hasta que el shogunato cambió de manos gracias a la victoria de uno de los personajes históricos mas relevantes de este país: Tokugawa Ieyasu, un terrateniente muy poderoso perteneciente a la clase samurai que se convirtió en shogun en el siglo XVII.

A partir de entonces el poder de los samurai comenzó a ser recortado por la misma cabeza de este sistema, el recientemente nombrado shogun Tokugawa. Empezó a reducir los privilegios y el estatus social de una clase guerrera que antes era el temor del pueblo, siendo los únicos que, por ejemplo, podían portar una espada. Perdieron así la posesión directa de tierras y muchos debieron decidir entre dejar las armas y vovlerse campesinos o prestar sus hábiles servicios de jinetes y arqueros a un señor a cambio de dinero.

El sistema de gobierno shogunato duró 700 años, hasta la llamada Restauración Meiji cuando el emperador volvió a asumir su verdadero rol. Entonces, los cambios abruptos y masivos en la cultura japonesa empezaron a tachar de obsoletos a los samurais, tal y como viéramos en el filme El Último Samurai protagonizado por Tom Cruise, donde se evidencia esta crisis con la entrada a la Modernidad.

Bien, que a mí las historias de samurais me encantan así que os recomiendo ver las películas de Akira Kurosawa y si vais a Japón, visitar los castillos y museos donde podréis aprender más de su historia.

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Historia de Japón


Comentarios (4)

  1. jorge anthony dice:

    si q los samurais son buenos guerreros

  2. joel dice:

    q buena armadura

  3. suyen dice:

    me dan unas ganas de llorar en mi país presentaron el festival de cine japones de akira kurasawa y no me di cuenta hasta una semana después

  4. juan dice:

    me encantan los samurais que mal que queda uno que otro decendiente

Deja tu comentario