Nara-machi, el distrito más pintoresco de Nara

Nara-machi

Os hablé antes acerca de Nara, una de las ciudades mas antiguas y con mas templos religiosos de todo Japón. Es pequeña, pintoresca y muy tranquila. Un sitio hermoso para pasar un par de días. El Youth Hostel de aquí está un poquitín alejado del centro pero aún así podemos ir a pie por una calle con muchas curvas. Está ubicado sobre una cuesta y es limpio y cómodo y está atendido por un señor que no entiende una palabra de inglés o español pero es sumamente amable y simpático.

Además del templo repleto de cervatillos y las 3.000 lámparas encendidas en febrero, lo cierto es que esta ciudad tiene una de las calles antiguas más maravillosas que he visto: Nara-machi, al sureste de la estación de trenes en una caminata de apenas 15 minutos, dejando atrás la pagoda de 5 plantas del Kofuku-ji y el hermoso estanque Sarusawa donde todo es paz.

Nara-machi es un distrito pequeño que otrora era el distrito de los artesanos. Sus casa y tiendas son edificios viejos, largos, estrechos, con poca fachada, lo que nos hace sentir un poco atrás en el tiempo. Es un verdadero laberinto de callejuelas donde en lo alto se chocan los aleros de los tejados, se ven colgando amuletos rojos que protegen a los moradores de las casas y se ubican algunos de los talleres que subsisten en la ciudad: talleres de pinceles para quienes practican shodo (caligrafía), barras de tinta y demás utensilios típicos de este arte. Una tienda, por ejemplo, ya lleva 400 años vendiendo lo mismo: Kobaien.

Si uno tiene suerte y está el dueño puede pedir permiso para entrar al taller y ver a los obreros en acción, verles tiznados con hollín y descubrir los secretos de la fabricación de esas barritas de tinta que al mojarse con agua generan la tinta negra especial con la que se escribe. Bien, que además de las tiendas todavía hay casas residenciales que están abiertas al público, boutiques, tiendas de regalos, algunos cafés y restaurantes.

Como ya os dijimos, llegar hasta Nara no es complicado, pues, suponiendo que lleguéis a Japón a través de Tokyo (que es lo más normal), tendréis que buscaros alguno de los vuelos baratos que os llevan de la capital japonesa al aeropuerto de Kansai u Osaka, y luego, de allí, en un corto recorrido en tren, alcanzaréis Nara.

Un sitio con encanto antiguo.

Foto vía: redbubble

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Nara


Deja tu comentario