Ecoturismo en la Isla Irimote, Okinawa

Okinawa es la parte de Japón que más lejos está de Tokyo y lo cierto es que no todos los turistas la incluyen en su recorrido por tierras japonesas. Una verdad y un pecado que yo misma he cometido en mi primer viaje a este país pero que por suerte pude resarcir en mi segunda travesía pues es un sitio muy hermoso y en cierta forma una bocanada de aire diferente al resto del país.

Aquí están las islas Yaeyama, el mayor grupo de islas al sur de la prefectura de Okinawa y superior en tamaño a las Islas Mayako y a las mismas Okinawa. En el grupo la isla Ishigaki es la mas popular y sirve como centro de transporte del conjunto insular y junto con las islas Iriomote o Taketomi son de la más hermosas de la región con una naturaleza verde y exuberante.

La isla Irimote, por ejemplo, es la segunda más grande de Okinawa y mayormente está cubierta por una densa jungla y pantanos de manglares. Forma parte del Parque Nacional Iriomote y aquí el turista puede hacer cruseros en bote a través de la jungla navegando por sus dos ríos más grandes, el Urauchigawa y el Nakamagawa. Incluso, el tour en bote por el primero puede combinarse con un recorrido a pie de dos horas a traves de la misma jungla para así ver de cerca dos hermosas cataratas que hay allí. Y además, se pueden rentar canoas y lanzarse a explorar el río por nuestra cuenta.

Hay muchos caminos, un sendero de 20 km que cruza la isla y claro, con suerte podremos encontrarnos con el Iriomote Yamaneko, un gato salvaje que solo vive aquí, o descansar un rato en las playas, bucear y practicar snorkel en sus costas. Para acercarnos a esta isla debemos primero ir a la isla Ishigaki y desde allí tomar un bote de alta velocidad que nos deja en la isla en 40 minutos. Allí hay autobuses públicos y diversas compañías dedicadas al buceo para contratar. Incluso,  se puede rentar un coche.

Foto vía: geocities

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Okinawa


Deja tu comentario