Sento, los baños públicos japoneses

sento

Los japoneses son un pueblo hospitalario, pero es cierto que si bien hoy en día el trato con el extranjero es genial hubo épocas en donde cualquier occidental era considerado todo un bárbaro con costumbres poco amigables. Bueno, algo de razón tenían porque los que llegaron primero a sus costas olían mal, no se bañaban y a los ojos japoneses eran bien feos.

Anécdotas graciosas al margen, es verdad que hubo muchos disturbios y problemas cuando estos hombres comenzaron a frecuentar los baños públicos japoneses y hasta los periódicos plantearon entonces el debate sobre cuánto había que tolerar al extranjero.

Pero bien, que los años han pasado y tanto ellos como nosotros hemos cambiado y hoy como turistas podemos disfrutar y experimentar cómo es un verdadero baño público japonés, el sento. Solo debemos seguir algunas reglas y ni nosotros ni ellos sentirán alguna incomodidad.

Los sento han existido en Japón por mas de 400 años pero después de la posguerra, cuando se construyeron casas muy pequeñas y con pocas comodidades, se volvieron muy pero muy populares hasta que en las últimas décadas comenzaron a menguar en cantidad debido a las nuevas viviendas más modernas. Se dice que desaparece uno por día así que si vais a Japón no perdáis la posibilidad de bañaros en uno… antes de que desaparezcan por completo.

Los sento son una ventana al pasado comunitario y los japoneses adoran su historia, aunque para muchos los sento resultan embarazosos al recordar la época en que había ricos y había pobres y no mucho más. Empero, en algunas comunidades continúan siendo un oasis donde la gente se encuentra, se divierte y se relaja. Por ejemplo, en los suburbios de Osaka se construyó en 1960 un enorme sento para familias que no es muy barato y que todavía hoy, todos los viernes en la noche el sitio explota de gente.

En fin, que los sento son sitios donde las mujeres y los hombres están separados y donde antes de sumergirse en la enorme pisicna comunal hay que bañarse. Uno puede llevar consigo su propio jabón y champú pero también estos sitios ofrecen un set de champú, jabón y toallas con el precio de la entrada.

En Tokyo, la tarifa suele rondar los 430 yenes.

Foto vía: asianoffbeat

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Costumbres


Deja tu comentario