Yashima, la montaña de Takamatsu

yashima

La ciudad capital de Kagawa, la prefectura más pequeña del territorio japonés, se llama Takamatsu. Su puerto solía ser la puerta principal de entrada a la isla Shikoku hasta que en 1988 se construyó el puente Seto Ohashi y se estableció la conexión terrestre con la isla de Honshu.

En tiempos feudales el control sobre esta región estaba en manos del clan Matsudaira, familiares del shogun Tokugawa, y desde su castillo controlaban la que entonces se conocía con el nombre de provincia Sanuki. El lugar es muy bonito y si quieres salirte de las clásicas visitas que uno hace en Japón puedes visitar Takamatsu, un sitio al que llegan pocos turistas extranjeros.

Takamatsu tiene muchos atractivos, jardines, museos al aire libre, el castillo y una montaña de cima plana que es el sitio mas visitado a la hora de fotografiar el paseo. Se trata de Yahima, literalmente, la isla-techo.

Esta es una montaña de cima plana que está situada justo a las afueras de la ciudad de Takamatsu. En el siglo XII aquí mismo tuvo lugar una importante batalla entre dos clanes importantes, el clan Taira y el Minamoto, en la que pasó a la historia con el nombre de la Guerra Gempei. Bien, que a los alrededores de esta colina entonces hay muchas atracciones relacionadas con la batalla y así encontramos un monumento y un sitio llamado Chinoike (estanque de la sangre), un estanque que se dice se volvió rojo cuando los victoriosos Minamoto lavaron aquí sus espadas.

Bueno, hoy en día desde la cima de Yashima se tiene unas vistas estupendas. Hay muchos puntos de observación y tiendas donde el turista puede comprar unos pequeños discos de arcilla que se arrojan desde la colina como símbolo de buena suerte. Se dice que esto simboliza la victoria de los guerreros arrojando sus cascos.

Cerca de la cima está el Templo Yashima, el número 84 de los 86 que hay en la ruta de peregrinación Shikoku, y tiene un moderno museo que exhibe la historia de la montaña. A cinco minutos de andar está también el Acuario Yashima con espectáculos de delfines y focas, aunque es bastante malo. Y en la base de la montaña descansa el Shikoku Mura, el museo al aire libre que exhibe una serie de estructuras típicas de la isla.

Foto vía: takamatsu.kagawa

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: General


Deja tu comentario