El Castillo Nijo, del shogun al emperador

castillo nijo

Kyoto, la antigua capital de Japón, es una de las ciudades mas hermosas y religiosas del país pues abunda en templos y santuarios. Es un sitio que no debes perderte y te recomiendo quedarte algunos días pues siempre hay algo nuevo para conocer. Por ejemplo, aquí se alza el Castillo Nijo.

Este castillo está formado por dos anillos de fortificaciones, el Palacio Ninomaru y las ruinas del Palacio Honmaru con otros edificios de apoyo y varios jardines. El complejo cubre un área de 275 mil m2 de los cuales 8 mil están cubiertos por los edificios.

El castillo data de 1601, momento en que el gran Tokugawa Ieyasu, el fundador del shogunato mas poderoso y longevo del país, le ordena a los señores feudales del oeste de Japón que contribuyan a la construcción de un castillo, el Castillo Nijo. Su construcción culminó durante el reinado de Tokugawa Iemitsu en 1626 y pronto se convirtió en la residencia en Kyoto de los shogunes de este clan.

honmaru

Como sucede con gran parte de los castillos japoneses tampoco éste es el original. La parte central, donjon, fue golpeada por un rayo y se incendió por completo en 1750 así que vemos una reconstrucción. El Castillo Nijo es importante en la historia moderna de Japón ya que aquí, en 1867, el último shogun Tokugawa le devolvió la autoridad a la corte imperial. Al año siguiente el gabinete del emperador ya estaba instalado  y funcionando, así que el lugar representa el cambio de era.

El Castillo Nijo está abierto al público desde 1940 ya que un año antes el emperador lo donó al gobierno de Kyoto. Hoy podemos ver sus edificios, el foso, sus pórticos, las murallas y los palacios rodeados de jardines. El más hermoso de ellos para mi es el Palacio Ninomaru con sus 3300 m2 construidos por completo en ciprés de Hinoki, con dorados, esculturas de madera y muros y puertas decorados con hermosos murales.

La arquitectura de ambos palacios representa el control y el poder social del shogunato y en el tour con guía en inglés descubrimos como los visitantes, cuanto mas dentro ingresaban al castillo, más confianza se ganaban.

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Kyoto


Comentarios (1)

  1. Margarita dice:

    Hola

    Tambièn visitè Kioto y ya sabes como me emociono cada vez que leo tus notas.

    Japòn me llena de nostalgia, y recuerdos hermosos.

    Te sugiero Nikko en algùn momento, que maravilla.

    Un abrazo desde Chile

Deja tu comentario