Zao, un lago y bosques helados

lago okuma

En la frontera entre las prefecturas de Yamagata-Miyagi hay una impactante cordillera llamada Zao que esconde algunos atractivos para los turistas tanto de invierno como de verano. Aquí hay un resort de todo el año así que cuando hace calor podemos hacer excursiones y senderismo y cuando hace frío y nieve hay pistas de esquí.

Zao es famoso por sus bosques helados o como le dicen por aquí escarchas plateadas, un campo de abetos que en invierno se cubre por completo de nieve y es moldeado por el viento hasta dejarlos helados, así que visto desde la distancia parece un puñado de monjes con capuchas blancas avanzando por el paraje invernal.

Pero además, la zona es popular porque aquí está el el lago del cráter Okama, también conocido como Goshiki-numa (pantano de los cinco colores), un espejo de agua cuyo color varía varias veces al día. En sus aguas no vive ningún organismo ya que tiene mucho sulfuro y este espejo en general de color verde esmeralda tiene un ancho de 300 metros. Cerca están las cataratas Kaerazu que corren entre las piedras, también están los jardines botánicos de Zao, un lugar con muchas plantas alpinas y la Cuenca Yamagata, todo visible desde el funicular tanto de día como de noche.

abetos helados en zao

Deportes al aire libre, campamentos, excursiones, cabalgatas, parapente, esquí, snowboard, todo eso ofrece Zao. Pero si te gustan los manantiales de agua caliente entonces aquí también puedes disfrutarlos ya que hay un onsen en el interior del parque Nacional Zao que es muy recomendado y se dice de él que es uno de los mejore baños al aire libre y públicos de todo Japón con capacidad para 200 personas al mismo tiempo.

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Rutas turisticas


Deja tu comentario