El Edificio Sunshine 60, coloso en Tokyo

sunshine 60 1

En el barrio de Ikebukuro, en la ciudad de Tokyo, se alza un edificio de 60 pisos de alto que se llama Sunshine 60. Este edificio está situado junto al complejo Sunshine City y ya tiene más de 30 años, así que es uno de los rascacielos mas antiguos de la ciudad. Mide 786 metros de altura y en su momento y hasta 1985 fue el mas alto de esta parte de Asia y el mas alto de Tokyo y de todo Japón hasta 1991.

El Sunshine 60 está construido con concreto reforzado y tiene un esqueleto de acero. La parte superior tiene un tipo de pared única con columnas insertadas en la estructura que permiten que las paredes se amolden a las deformaciones del marco de acero que pueden ser producidas por un terremoto o la fuerza del viento, fenómenos de los que Tokyo no puede escapar debido a su situación geográfica.

El edificio se alza sobre el terreno que ocupara la Prisión Sugamo, famosa por albergar a los criminales de guerra japoneses durante la ocupación estadounidense al final de la Segunda Guerra Mundial y por ser el lugar de su ejecución. Se dice que por eso, la zona está encantada y con fantasmas. ¿Lo crees?

sunshine 60 2

El edificio Sunshine 60 es de usos múltiples. Hay oficinas, un correo, bancos, tiendas, cafeterías, un spa y muchas, pero muchas oficinas. Los restaurantes que gozan de buenas vistas sobre Tokyo están en el piso 58 y en el 59. A partir del piso 60 los visitantes pueden gozar de una vista privilegiada de tal vez mas de 100km a la distancia en los días claros.

A la plataforma de observación del Sunshine 60 se llega en uno de los 40 elevadores del edificio que se toman en el lobby y que suben a 600 metros por minuto, siendo todavía al día de hoy uno de los elevadores mas rápidos del mundo.

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Tokyo


Comentarios (3)

  1. Alma tambien Umi dice:

    Hola hace no mucho (como 1 mes) que me suscribi para recibir estos articulos los cuales me han parecido muy buenos y de ayuda.. mucha ayuda pues estoy interesada en visitar el pais dl sol naciente, y esta pagina ha sido como mi guia en muchos sentidos, realmente te felicito, me gustaría poder contactarte por cualquier pregunta que me surja y para que me aconsejes ^^

    Me encanta el blog y los articulos

  2. Tamara dice:

    Esta es la historia de este edificio
    Había una vez un hombre quien estaba completamente mal y resolvió que iba a suicidarse. Estaba endeudado hasta las orejas, su esposa estaba ciega y su niño tenía problemas. Pero antes de morir, él quería tener como su última cena su plato favorito — un guiso de vegetales llamado “oden”.

    Mientras estaba caminando por el centro, en las sombras de la noche, buscando un sitio donde vendieran guiso, él vio el resplandor de unos faroles en una esquina. Había un montón de gente amontonada. ¡Ah, un restaurante de guisos! pensó deleitado y caminó vigorosamente hacia la luz.

    Una vez que entró, empujó y se hizo un lugar entre la muchedumbre hasta que se dio cuenta que había cometido un error. Era una disertación. Y ya no podía salir. Cuando le preguntó a la persona que tenía al lado, le dijo que el disertante era el señor Toda.

    Después de escuchar la disertación le preguntó al señor Toda, “si este Nam-myoho-renge-kyo es tan poderoso, ¿se resolverán mis problemas financieros? ¿Mi esposa podrá ver? ¿Se resolverán los problemas de mi hijo?

    A esto el señor Toda le respondió: “ ¡No sea ridículo! Si todo esto se tratara de cosas tan insignificantes como esas, yo no estaría haciendo esto. Sus problemas financieros se resolverán! Su esposa podrá ver! Y los problemas de su hijo se resolverán! No sólo eso, usted se convertirá en un hombre rico! Usted construirá un edificio que podrá verse desde los aviones! Haga el gongyo de la mañana y de la noche y cante daimoku todos los días.”

    No porque el hombre creía en algo de eso, sino porque fue movido por la poderosa convicción que el señor Toda tenía, él comenzó a practicar. Aunque fue muy difícil al principio, él, lleno de fe, siguió las instrucciones del presidente Toda. No falló en el gongyo. Hizo el gongyo de la mañana y de la noche y cantó una hora y media de daimoku todos los días.

    Bastante seguro, los resultados comenzaron a suceder. Resolvió sus problemas financieros. Su esposa recobró la visión. Su hijo ya no tuvo problemas. El hombre se convirtió en vicepresidente de la empresa en la que trabajaba aunque no estaba tan “bien educado” (académicamente) como el resto de sus pares. Se hizo rico. Su hijo se convirtió en un activo miembro de la división de jóvenes. Las cosas excedieron sus expectativas.

    Cuando cumplió sus 30 años de práctica, él fue visto parado en la cima de un edificio, murmurando entre lágrimas. El hombre estaba parado en la cima de un rascacielos que él había construido. Decía…” Todo se convirtió en realidad! Este edificio se ve desde los aviones! Después de 30 años….Gracias Sensei. Gracias Soka Gakkai!”

    Algunos años después el hombre murió en sus 80 años, dejando un legado de práctica consistente. Pero antes de hacerlo, él muchas veces señalaba el rascacielo y decía: “¡Esto prueba el poder del daimoku! Estoy aquí para probarlo. Entonces, por favor hagan el gongyo de la mañana y de la noche y canten daimoku.»

    Entonces, cuando no tengan ganas de hacer el gongyo y cantar daimoku, miren el edificio Sol Radiante. Todavía está allí.

    (Este edificio está situado en Tokyo, en la cuidad de Ikebukuro, y todavía es uno de los más altos edificios en Japón. Es muy conocido y famoso. Tiene de todo: oficinas, restaurants, tiendas de negocios y hasta un acuario. El edificio Sol Radiante fue construído en el sitio donde antes estaba la prisión de Suginamo, donde una vez estuvieron presos los señores Makiguchi y Toda.)

  3. Marilyn dice:

    Holaaaa, me encantaría saber el nombre del hombre de la historia, gracias! NMRK <3 SGIV

Deja tu comentario