La cocina Kaiseki, delicatessen japonesa

Kaiseki

La gastronomía japonesa es muy sabrosa pero no tiene la misma fama que la china, por ejemplo.

Todos hemos oído hablar o probado sushi, es cierto, pero en general comer en un restaurante japonés fuera de Japón no es barato. Por lo menos donde yo vivo los restaurantes japoneses son casi gourmets y son los culpables que la cocina japonesa de todos los días sea tan poco conocida y apreciada.

Pero bien, que los japoneses también son capaces de elaborar delicatessen. Después de todo son lo mas ceremonial del mundo… hasta en la cocina. Un tipo especial de gastronomía es, por ejemplo, la cocina Kaiseki. Esta cocina está formada por los platos que se sirven antes de la ceremonia del té pero a pesar de tener un origen sencillo ha evolucionado hasta conformar un menú refinado.

Kaiseki

Refinado es igual a caro, así que sí, es una cocina que no acepta cualquier presupuesto. La palabra kaiseki deriva del nombre de una piedra caliente que los monjes zen y los guerreros se escondían en el obi de su ropa (la ancha faja en la cintura), para calmar el hambre. Hace cuatro siglos la palabra comenzó a designar la comida ligera del té, más bien humilde, pero a su vez volvió a transformarse hasta su uso actual.

La comida sencilla estaba compuesta de sopa de miso y algunas verduras y un par de vasos de sake, pero la ceremonia del té ha barrido estos rasgos sencillos. Un día la cocina kaiseki dejó el salón de té y pasó a los restaurantes conservando su elegancia, discreción y modestia.

esta cocina está compuesta por una multitud de platos pequeños, con bocados del tamaño que quepan entre los palillos y no mucho más. Cada alimento debe ser único y no puede repetirse en otro plato, además de contrastar con los demás: crujientes, suaves, húmedos, secos. Y para hacerlos todavía más bellos los platos suelen estar decorados con productos no comestibles como flores, agujas de pino y demás.

Foto 1: vía The Duke in Japan

Foto 2: vía JellyGirl

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Gastronomia


Deja tu comentario