Ginkakuji, el Pabellón Plateado de Kyoto

Ginkakuji en Kioto

Los seres humanos han demostrado ser pretenciosos con sus obras. Desafiantes al tiempo y a los dioses, siempre han intentado construir obras magníficas y eternas. Bueno, no podemos decir que no han tenido suerte pues el mundo está plagado de construcciones maravillosas y milenarias. Otras no son tan antiguas pero siguen acumulando siglos sobre sus espaldas y como hoy en día la sociedad cuida mejor de ellas, pues lo mas seguro es que sobrevivan hasta ser milenarias.

Eso sucede con algunos templos de Japón. Los que han sobrevivido a las bombas de la Segunda Guerra Mundial son los mas antiguos y los que tienen mas chances de sumarse al listado de «construcciones milenarias» del mundo. Kyoto es una de las ciudades con mas templos del país y la visita obligada cuando se trata de pasearse por uno de estos edificios silenciosos y maravillosos.

Aquí, entre otros muchos, está en Ginkakuji. Este templo fue construido por el nieto de quien construyó el Pabellón Dorado y para no ser menos que su abuelo trató de cubrir toda la estructura principal con plata aunque no logró hacerlo. Este Pabellón Plateado no logró brillar nunca con el resplandor plata pero se convirtió en una de las estructuras mas refinadas de la ciudad.

ginkakuji jardines

En el siglo XV el shogun Ashikaga Yoshimasa ordenó la construcción de una casa de retiro en la zona pero esta época no era muy pacífica  en Japón, especialmente en Kyoto que sufrió varios ataques e incendios. Yoshimasa no era muy vivo en la política así que se retiró en 1474 y se dedicó a la construcción de su casa y a disfrutar de la vida.

Lamentablemente nunca pudo cubrir todo el pabellón con plata como había logrado hacer su abuelo en Kinkakuji pero en contrapartida y como tenía muchos amigos y maestros zen construyó su casas de acuerdo a esta religión. Cuando finalmente murió, en 1490 y de acuerdo a sus deseos, la casa se convirtió en un templo budista. Pero en los siglos posteriores el poder e influencia de su familia decayó y también lo hizo el esplendor del templo.

Hasta esta primavera Ginkakuji estuvo bajo trabajos de restauración. Dentro puedes ver estatuas doradas, las habitaciones privadas del shogun, una habitación que sentó precedentes en cuanto a cómo debe ser un salón para la ceremonia del té y sus hermosos jardines.

Información práctica sobre Ginkakuji:

. Ubicación: Ginkakuji-cho. Kyoto

. Horarios: de mediados de marzo a noviembre abre todos los días de 8:30am a 5pm y de diciembre a mediados de marzo de 9am a 4:30pm.

. Precio: 500 yenes.

Foto 1: vía Bob Sandow
Foto 2: vía Ryuzen Shakuhachi

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Kyoto


Deja tu comentario