El fútbol en Japón

futbol japones

El fútbol es uno de los deportes más populares en todo el mundo pero es cierto que todavía en algunos rincones no es el deporte nacional.

Se dan distintos fenómenos, por ejemplo, en Estados Unidos aunque está en franco crecimiento no puede compararse con el béisbol o en fútbol americano y en el caso de Inglaterra el rugby y el fútbol son populares por igual, lo mismo en Francia. ¿Pero qué sucede con Japón?

Bueno, el deporte nacional en Japón es el béisbol y se lo deben a los estadounidenses, principalmente por los años de ocupación después de la Segunda Guerra Mundial. Pero en cuanto al fútbol este deporte llegó mucho antes que el béisbol a las islas de la mano de lo instructores ingleses que llegaron a la Academia Naval Japonesa en 1873.

shunsuke nakamura

Con los años el fútbol empezó a hacerse popular en todas las escuelas del país y para 1921 ya había una asociación nacional de fútbol. Pero como no se formó ninguna liga profesional y por ende el nivel del equipo nacional era bajo el fútbol empezó a dormir. Cuando se formó la liga los jugadores eran simples trabajadores de las empresas que hacían de sponsor de los equipos y durante años fue mas un deporte amateur que profesional.

Pero las cosas cambiaron en los años ’90 porque entonces se formó la primer liga profesional de fútbol, la J-League, con 10 fútbol club de distintas partes del país. Al año siguiente ya había 18. Hoy, además de los campeonatos de la liga hay uno llamado La Copa del Emperador, profesional y amateur, que tiene lugar entre noviembre y diciembre siendo la final el día de Año Nuevo.

En la medida del éxito los jugadores empezaron a cobrar más dinero y al día de hoy les va más que bien. Después de haber organizado junto con Corea del Sur el Mundial de Fútbol 2002 lo cierto es que el seleccionado japonés comienza a tener una pequeña presencia mundial y en Asia ya tiene tanta como el seleccionado coreano.

Foto 1: vía Fansonline

Foto 2: vía Telegraph

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Cultura


Deja tu comentario