Arte en la Isla Inujima

isla inujima

En el Mar Interior Seto, el mar que separa las islas Honsu, Shikoku y Kyushu, las tres islas principales de Japón y prinicpal ruta comercial que une el Mar de Japón con el océano Pacífico, hay muchas islas. De alguna de ellas os hemos hablado antes pero hoy le toca el turno a la Isla Perro o Inujima, una isla pequeña sobre la costa de Okayama.

¿Isla Perro? ¿Por qué se llama así? Porque tiene una extraña formación rocosa que se asemeja a un perro sentado. Junto con la cercana Isla Naoshima, la isla Inujima se ha convertido desde hace algunos años en una de las sedes del festival de arte moderno en un intento de revitalizar su economía.

Hasta que fuera elegida como sede artística Inujima era mas bien un centro industrial y en tiempos de la Edad Media producía bloques de granito para la construcción de castillos. A comienzos del siglo XX refinaba cobre pero cuando los precios internacional del metal cayeron una década después, la refinería cerró y eso produjo una feroz caída en la población de la isla.

isla inujima

El edificio de la refinería no se demolió y a pesar de que nunca mas abrió sus puertas son sus ruinas las que caracterizan el paisaje de la isla. En cierta forma son un legado del pasado y se puede pasear entre sus muros de ladrillos, sin techos ni revoques, entre chimeneas y plantas que han crecido libremente.

Desde 2008 estas ruinas forman parte del Proyecto de Arte Refinería Inujima así que se ha incorporado una galería de arte a las ruinas con obras que utilizan materiales locales como granito o ladrillos. Hay pequeñas obras de arte por doquier e incluso un túnel de espejos y un tributo al genial escritor Mushima Yukio, aquel que se suicidó al estilo samurai en pleno siglo XX.

Además de las ruinas en la isla hay una pequeña aldea donde no viven mas de 100 personas, una zona de campamento y una bonita playa a 10 minutos de la estación del ferry.

Fotos: vía Tour Guide Hiro

Imprimir

Categorias: Rutas turisticas


Deja tu comentario