- Sobre Japon - https://sobre-japon.com -

Correr una maratón en Tokyo

Fines de febrero es un buen momento para visitar Tokyo. Tal vez no sea el mes mas colorido pues el país sale lentamente del invierno, pero no suele nevar, no hace taaanto frío y hay bonitos días soleados. Ideal para correr. ¿Correr? Pues sí, para correr la Tokyo Marathon o el Maratón de Tokyo, una carrera que invita a corredores de todo el mundo.

Se trata de una carrera anual que es promocionada por el metro de Tokyo y mientras el año pasado tuvo lugar el 28 de febrero este 2011el día elegido este año es el 27. No es una carrera muy antigua ya que se organizó por primera vez en 2007 pero los japoneses quieren que se convierta en un clásico entre los maratonistas del mundo. Sí, ya sé, Tokio no queda a la vuelta de la esquina…

Antes de esta maratón la capital japonesa tenía dos, una los años pares y otra los años impares. La primera se llamaba a Tokyo International Marathon y la segunda Tokyo -New York Friendship International Marathon.  Ambas datan de comienzos de los años ’80 pero lo cierto es que con el tiempo empezó a costar muy caro organizar ambas.

En la carrera de este año se espera la participación de 32 mil corredores. La carrera comenzará en Shinjuku y terminará en Ariake, en el Tokyo Big Sight. Por supuesto el evento tiene ribetes culturales y en la inauguración no faltan los bailes y la música tradicional. Si te gusta correr inténtalo el año que viene porque en agosto de 2010 cerró la inscripción para esta edición de la Maratón de Tokyo.

Cada año la carrera mas popular de Japón tiene un eslogan distinto y este 2011 es Tsunagu, de corazón a corazón. Se invita a donantes particulares a donar 100 mil yenes o más para ingresar como «corredores de caridad» y de esa forma se junta dinero para obras de varios tipos como los programas de alimentación en campamentos infantiles, programas de mejoras médicas para niños enfermos en todo el país, construcción de carreteras, plantación de arboles, instalación de paneles solares, fondos para atletas paraolímpicos y mucho más.

Foto: vía Global Voices