Oka-dera, el Templo de la Colina

Oka Dera

En el Valle de Asuka, situado en la parte rural de la prefectura de Nara, nos encontramos con el Templo de Oka-dera, como se lo conoce popularmente y que viene a significar «Templo de la Colina«, aunque su nombre oficial es Ryūgai-ji. Enclavado en un frondoso valle, este es uno de los más hermosos rincones para visitar en Japón, y pese a lo duro del terreno, vale la pena visitar el templo de Asukadera y el túmulo de Ishibutai.

Asociado tradicionalmente con el grupo religioso Shingon-Buzan, este hermoso templo budista es uno de los más antiguos de todo Japón, además de uno de los menos visitados por los turistas, razón por la cual aun conserva gran parte de su particular encanto, lejos de las multitudes y la bulliciosa civilización.

Este templo fue fundado en el siglo VII por el sacerdote Gien, el cual está inmortalizado en una estatua que se guarda en el interior. Otro de los tesoros que guardan sus paredes es una gran estatua de arcilla de un Kannon Nyoirin, que fue construido en el siglo VIII y que es una de las mayores estatuas de arcilla de Japón.

En el pasado año 2008, con motivo de la celebración del milésimo aniversario del fallecimiento del Emperador Kazan, se expuso al público el tesoro patrimonial del templo, que permanece oculto para los visitantes durante el resto del tiempo.

Información práctica

  • Como llegar: Para llegar hasta el templo podemos ir desde la estación de Okadera Asuka, tomando la línea de Kintetsu Yoshino. SI vamos en coche, podemos llegar por la ruta 169. Las estaciones del tren más cercanas al templo están a varios kilómetros, por lo que es recomendable usar el autobús o el coche.
  • Horarios: todos los días entre las 8:00 y las 17:00 horas
  • Precios: la entrada es gratuita.

Imprimir

Categorias: Nara


Deja tu comentario