Casinos en Japón: legislación y el Pachinko

Legislación japonesa juegos de azar

En Japón las leyes referentes al juego están cambiando. Mientras que en otros países del mundo, como en España, se intenta regular para disminuir el número de casinos, en Japón es al contrario, se intentan crear políticas más permisivas. Esto es debido a que hasta 2018 los casinos estaban completamente prohibidos en Japón. Es más, hasta hace muy poco, todos los juegos de azar estaban prohibidos por el Código Penal, a excepción de las carreras de caballos, las de lanchas a motor, las de motocicletas y las de bicicletas.

¿Qué ha sucedido para que Japón levante un poco la mano con estos temas del azar? La respuesta es muy sencilla: la llegada de los Juegos Olímpicos de Tokyo 2020. El país sabe que es un año importante en el que millones de turistas acudirán a Japón. Si bien es cierto que ya es un destino turístico de primera categoría, no es de extrañar que los beneficios este año sean mayores. Así, estas medidas nuevas, más permisivas con el juego, irían en una dirección clara, entretener a los turistas que irán a Japón para disfrutar de los Juegos Olímpicos 2020.

¿En qué consisten los cambios en la legislación?

Tras una intensa lucha, el parlamento japonés llegó a varios acuerdos. Lo más importante es que se aprueba legalizar los casinos, algo que ha impulsado la construcción de estos espacios durante el último año.

Habrá casinos en Japón, y además de los turistas, los japoneses podrán jugar a la ruleta, al póker o al blackjack, así como otros juegos típicos de estos establecimientos. Lo harán de una forma legal y protegidos por el estado. Eso sí, hay restricciones.

Restricciones de juegos de azar en Japón

El Partido Liberal Democrático, con el apoyo de su socio en coalición, estableció pequeñas restricciones como, por ejemplo, no entrar en un casino más de tres veces durante siete días o más de 10 veces en un mes. Esta norma será aplicable tanto en japoneses residentes como los no residentes. Los turistas extranjeros, por su parte, tendrán total libertad de uso de estas instalaciones.

Además, los japoneses tendrán que presentar su tarjeta de identificación personal y se les cobrará una tarifa de entrada de ¥ 2.000.

El miedo a la adicción al juego

Estas medidas y las prohibiciones anteriores no hacen más que evidenciar el miedo del gobierno nipón a la adicción al juego. Consideran que es un problema de salud pública y que pueden traer muchísimos problemas.

Es más, aunque se han aprobado estas medidas, en Japón ya están preparando planes para asistir a las personas con problemas con el juego.

De momento, en Japón las cosas siguen siendo bastante restrictivas, pero siempre se puede probar con los juegos on line. Además, como hemos visto, todo apunta a que en pocos años el país nipón contará con mayor libertad en esto de los casinos y juegos de azar.

La industria del Pachinko

Si bien es cierto que los juegos de azar se miran con lupa, con la industria del Pachinko no sucede lo mismo. Está considerada como una empresa de juegos, no de apuestas, debido a que los ganadores intercambian su premio simbólico por ganancias en efectivo fuera de las salas.

¿Pero qué es exactamente el Pachinko? El Pachinko es un juego muy divertido similar al mítico pinball.

El jugador comprará una cantidad de bolas de acero y las insertará en la máquina. En el centro de la máquina hay un regulador que, al insertar las bolas, gira haciendo que salgan lanzadas hacia abajo. Si caen abajo del todo, se pierden, si conseguimos que se queden encajadas en una especie de puertecitas, ganamos. Luego, estas bolitas pueden ser canjeadas por cupones, objetos o premios que se exhiben dentro de los locales de juego. Son estos cupones los que se pueden canjear por dinero fuera del local, en algunos establecimientos.

Imprimir

Categorias: Costumbres


Deja tu comentario