El Período Meiji en la historia japonesa

samurais

¿De qué hablamos cuando hablamos del Periodo Meiji en la historia japonesa? Lo nombramos siempre y es porque marca el comienzo de la edad moderna para este país. Donde termina el feudalismo comienza el período llamado Restauración Meiji, momento en que la capital del estado se muda de Kioto a Tokio y los poderes imperiales son restaurados.

Hasta ese momento Japón había sido gobernado por señores feudales, en especial por una poderosa familia, los Tokugawa. Durante los siglos del Bakufu Tokugawa Japón se había cerrado al mundo pero a mediados del siglo XIX las potencias europeas y Estados Unidos deseaban comercial con Japón así que ese fue el punto de inicio para  la mayor serie de cambios introducidos en la estructura social y política de la isla antes del siglo XX.

Japón fue forzado a abrir sus puertos y relacionarse con los extranjeros y en el mismo proceso Japón decidió convertirse en una nación respetada en el mundo y para eso supo que debía modernizarse. La idea fue entonces acercarse al poderío occidental, económico y  militar, y entonces se llevaron a cabo reformas muy drásticas en muchas áreas.

era meiji

Las diferencias sociales que reinaban durante la época feudal fueron eliminándose y los principales perdedores fueron los samurai ya que perdieron todos sus privilegios. Para fines del siglo XIX había libertad religiosa y derechos civiles, por ejemplo, y para estabilizar el nuevo gobierno a todos los señores feudales se les obligó a devolver sus tierras al emperador. De esta forma se reestructura el territorio nacional en las actuales prefecturas.

Se reformó el sistema educativo siguiendo los ejemplos franceses y alemanes y así se vivió un clima de mucha occidentalización a lo largo de dos décadas. Esto es más o menos lo que se ve en el filme, El Último Samurai. Se instaló el servicio militar obligatorio y se creó un ejército siguiendo el modelo prusiano y una fuerza naval siguiendo el modelo inglés. Muchos japoneses viajaron al exterior a estudiar y nacieron las fábricas. En 1889 Japón sancionó su primera constitución al estilo occidental con el establecimiento de un parlamento y el emperador por encima de todo.

Por supuesto todos estos cambios no fueron sencillos y hubieron protestas, revueltas y quejas que fueron acalladas. Pero Japón estaba creciendo y sus victorias sobre el ejército de China a fines del siglo XIX y con los rusos a comienzos del XX le dieron alas para soñar con un verdadero imperio en Asia.

La Era Meiji termina en Japón en 1912 a la muerte del emperador.

Foto: vía Djibnet

Foto 2: vía Artelino

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Historia de Japón


Deja tu comentario